Panamá: Lunes, 18 Junio 2018

Tras recibir en cortesía de sala a directivos del proyecto Cobre Panamá, la Junta Directiva de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP), rechazó los actos de violencia registrados en los últimos días en dicho proyecto, cuya génesis es un conflicto intersindical, e instó a las partes a mantener el diálogo como fórmula para la solución de diferencias. 

“Rechazamos la manera violenta como miembros y dirigentes del SUNTRACS paralizaron las labores de la empresa, poniendo en riesgo la integridad de más de 7,500 trabajadores panameños que laboran en el proyecto Cobre Panamá”, expresó Inocencio Galindo De Obarrio, presidente de la CCIAP.

 Agregó que se oponen al uso de medidas extremas que transgreden los derechos ciudadanos. Llamamos a las autoridades a hacer cumplir la Ley para que se respeten garantías constitucionales como la de la propiedad privada y la libertad sindical de los colaboradores de la empresa y que el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (MITRADEL) garantice que las conversaciones, que se ha acordado adelantar, se den en igualdad de condiciones.

“Esto requiere la continua presencia de la fuerza pública en las instalaciones del proyecto para garantizar la paz, en el sitio de obras, durante todo el tiempo que tomen tales conversaciones. Igualmente, no se puede permitir que mediante actos de violencia se fuerce al mayor inversionista privado del país a negociar con un sindicato minoritario durante la vigencia de la actual convención colectiva”. 

Por último, el dirigente gremial destacó la importancia de un proyecto que, como el de Cobre Panamá con una inversión privada de $6.3 billones, impacta positivamente a Donoso, en la provincia de Colón -una de las zonas en la que había mayor pobreza en el país- representa oportunidades y esperanzas para su población de ver mejoradas de manera significativa sus condiciones de vida.

Por su parte el Sindicato de Industriales de Panamá (SIP) mediante un comunicado, dijo rechazar de manera categórica, las amenazas y los ataques al personal de Minera Panamá y del proyecto Cobre Panamá, así como los daños y vandalismo a las instalaciones o equipos del proyecto.

Ante los hechos de violencia protagonizados por miembros del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS), en los predios del proyecto Cobre Panamá, solicitamos a las autoridades que mantengan la vigilancia, principalmente para salvaguardar la integridad y la vida de los colaboradores de la empresa.

El SIP exhorta a las autoridades competentes a cumplir y hacer cumplir la ley; particularmente, a ser celosos guardianes de los derechos de todas las partes involucradas en el proyecto Cobre Panamá; y, que por ningún motivo permitan que acciones de presión, al margen de la ley, violenten los derechos de los trabajadores o de la empresa.

Publicidad

Gran alcance

Muy flexible

Publicidad Baners

Anuncios en vídeo